• oleo-y-acrilico blog artistico estibaliz mendez
Diferenciar entre óleo y acrílico es tan importante para el artista como para el comprador de arte, ya que una u otra técnica podría cambiar las cosas mucho, desde su valor hasta su durabilidad. Saber un poco más sobre la técnica hace que el comprador pueda realizar las preguntas adecuadas al artista o vendedor, y de la misma manera le ayuda a entender lo que estos expertos le pueden estar contando sobre la obra.

Al principio no existía el óleo ni tampoco el acrílico, lo más parecido a ellos era el temple al huevo con lo que se pintaba en la antigüedad pues es uno de las pinturas más antiguas que se conoce.  Durante el medievo el óleo que había llegado a Europa desde oriente, empezó a restarle importancia y por último a tomar su sitio volviéndose la técnica más utilizada hasta la aparición del acrílico. Este último hizo su aparición en el siglo XX y aunque al principio los artistas no confiaban en él poco apoco se fue haciendo un buen lugar en el mercado, hasta el día de hoy en el que su calidad es tan buena como la del óleo y los artistas lo usan de igual manera.

 

El óleo y el acrílico, las técnicas que cambiaron la historia del arte

 

Aunque hoy en día tanto el óleo como el acrílico son técnicas artísticas muy comunes que incluso se utilizan conjuntamente, en otros tiempos no fue así. Hubo incluso el momento en el que ninguna de las dos técnicas existía. La cuestión es que su llegada cambió no solo el modo de hacer arte, sino los materiales que se necesitaban, los tiempos de trabajo y hasta los pigmentos necesarios para crear los colores.

Antiguamente los métodos más habituales de pintar eran el fresco, la acuarela y el temple. El fresco era una técnica que se usaba en la pared. La acuarela se usaba, como hoy en día, en papel. El temple, sin embargo, era la técnica usada para hacer cuadros. Se trabajaba en madera y los artistas hacían sus colores en el taller donde el  principal ingrediente del temple era el huevo. Los pigmentos que se usaban en aquella época habían sido perfeccionados para esta técnica durante muchos años. Pero esto fue así hasta el siglo XV. A partir de este siglo a los aglutinantes habituales hasta entonces (agua, goma y yema de huevo) se les unió el óleo o aceite. El problema que trajo esta sustancia fue que tiene un índice de refracción diferente al de los otros tres por lo que los pigmentos perdieron los colores que tenían hasta entonces. De este modo se tuvo que empezar a buscar pigmentos nuevos que funcionaran con el óleo.

cristo y los apostoles

Cristo y los apóstoles (1125-1150) Temple sobre madera. Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Uno de los colores más afectados fue el azul ultramar, que en el temple tenía un color brillante que perdió con el óleo. Ahora los artistas para conseguir el mismo tono, o similar, debían mezclarlo con blanco lo que afectaba a la pureza del mismo.

Los artistas, aun con estas complicaciones con los pigmentos, estaban contentos con la nueva técnica ya que les permitía cosas que el temple no. Entre ellas, el óleo permitía poder dar capas semitrasparentes. Además en este aspecto, se crearon lacas de múltiples colores, aunque las preferidas eran las rojas. Estos colores trasparentes permitían al artista crear efectos que hasta entonces no se había podido hacer con el temple. De este modo la forma de pintar también cambió, dando paso al renacimiento y todos los estilos posteriores.

Leonardo_da_Vinci_Benois_Madonna

Benois Madonna (1478) de Leonardo da Vinci. Oleo sobre lienzo

Leonardo_da_Vinci_Madonna_of_the_Carnation

Madonna of the Carnation (1478) De Leonardo da Vinci. Oleo sobre madera

Sin embargo, con la llegada del siglo XX todo volvió a cambiar otra vez. Junto con las vanguardias de este siglo la pintura acrílica hizo su aparición. Las primeras pinturas de este tipo fueron de uso doméstico, para pintar paredes y similares. Pero posteriormente la empresa norteamericana Permanent Pigments creo la hoy famosa marca de pinturas acrílicas Liquitex para artistas. Este nuevo material le daba a los artistas nuevas posibilidades de arte y fue el medio perfecto para todos aquellos que querían romper con las tradiciones.

Tal como el óleo en su momento, el acrílico también obligo a los productores a cambiar los pigmentos y otros componentes de la pintura. Pero el producto era el idóneo para una época donde el plástico era el no va más. Muchas obras de este siglo XX no hubieran sido posibles sin la invención del acrílico, no porque no se pudiera hacer con el óleo, sino porque el nuevo material traía consigo una nueva forma de pensar y actuar.

Entonces, ¿Cuál es la diferencia entre óleo y acrílico?

 

La diferencia entre el óleo y el acrílico en cuestión técnica podría resumirse de esta manera: El óleo es de base de aceite y el acrílico de base acuosa. Esta diferencia hace que a la hora de trabajar con ambas técnicas tengamos que tener en cuenta algunas cosas:

  • Tiempos de secado: el óleo al ser de base grasa tiene un tiempo de secado mayor que el acrílico. Este secado dependerá de los pigmentos, de la temperatura y de la humedad, pero en el caso del óleo puede tardar días en secar mientras que el acrílico seca en cuestión incluso de minutos.
  • Mediums para la pintura: Un médium es un material que se usa para cambiar alguna de las cualidades de la pintura. Como hemos comentado que ambas pinturas tienen sus bases totalmente diferentes sus médiums también serán diferentes. Estos médiums entre otras cosas pueden hacer que el óleo seque antes o que el acrílico tarde en secar.
  • Trabajar ambas técnicas juntas: Hay artistas, como es mi caso, que usamos ambos materiales, pero de toda la vida sabemos que el aceite y el agua no se llevan bien. Bueno en el caso del óleo y el acrílico es muy cierta aunque hay una manera de usar ambas técnicas en una misma obra. No podemos usar acrílico sobre una zona pintada con oleo al menos que queramos que esa obra no sea estable en el tiempo. Sin embargo si podemos dar una base de acrílico y sobre esta usar el óleo, evidentemente después de que la primera ha secado correctamente, y es que la base que los lienzos llevan es de base acuosa, es decir muchas veces son un tipo de acrílico.
  • Durabilidad: aunque se han realizado muchas pruebas sobre la durabilidad del acrílico y se a confirmado que esta es muy buena, de cientos de años, el óleo en este aspecto va un poco por delante ya que su durabilidad en cierta manera ha sido ya probada ya que se lleva usando desde la Edad Media en Europa. Aunque tenemos que tener en cuenta que los aglutinantes de los óleos actuales no son los mismos que los de antaño y que esto puede variar su vida.
Albaicin desde la Alhambra

Albaicin desde la Alhambra (2004) de Pedro Roque Hidalgo. Acrílico sobre madera.

 

Y ¿Por qué nos debería importar saber diferenciarlos?

 

Aunque a estas alturas de la historia ambos materiales tienen una calidad excelente, conocer si la obra que compramos es acrílica o realizada al óleo es importante. Cuando compremos una obra de arte debemos saber con qué materiales está realizada, no saberlo es como comprar un coche y no saber si es gasolina o gasoil o eléctrico. Además dependiendo de si queremos revenderla a la larga tenemos que tener en cuenta que habrá compradores que prefieran una técnica más que la otra. Al fin y al cabo hay mucha gente que aunque está comprobada la durabilidad del acrílico sigue prefiriendo una técnica más tradicional. Por otro lado si se da el caso de que nuestra obra no está barnizada también nos vendrá bien saber qué tipo de obra es para poder barnizarla adecuadamente, incluso si es necesario hacer una restauración adelantaremos el trabajo del restaurador diciéndole con que materiales fue realizada.

 

Bibliografía:

  • BALL, Philip. La invención del color. Madrid: Turner / FCE, 2003
  • BRUSATIN, Manlio. Historia de los colores. Barcelona: Paidós Ibérica, 1987

Imégenes:

Las imágenes aquí aparecidas has sido extraidas de Wikipedia Commons.

About the Author -

Artista, maestra en Pintura y Ciencias y artes del espectáculo. Me encanta crear y no he dejado de hacerlo desde que tengo consciencia. Creo que el ser humano esta aquí para dar todo lo que pueda de si mismo a la sociedad, nuestra meta debería ser crear una sociedad mejor, yo hago mi parte desde el arte y la cultura.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *