• navidades vascas
Buenos días y feliz Navidad.
El año que viene probablemente no pueda pasar las navidades en mis queridas tierras vascas por lo que estoy especialmente sensible con todas nuestras tradiciones que sé que echaré mucho de menos. Entre ellas la forma de pasar las navidades que, aunque practicamos una festividad cristiana como el resto del estado, tenemos nuestros propios personajes, eventos y actividades. Entre estos personajes esta el Olentzero que es el que trae los regalos a los niños, y aunque ya soy mayor para creer en él la ilusión sigue ahí. Soy una persona a la que le han enseñado eso de “haya donde fueres haz lo que vieres” por lo que cuando me vaya a otro país intentaré celebrarlo según sus tradiciones y supongo que tendré que dejar un poco de lado a mi Olenzero para que Santa Claus, Papa Noel u otro personaje me traiga los regalos. De este modo y dándole vueltas al tema pensé ¿por qué no traeros un poquito de información sobre el Olentzero para conocerlo mejor y saber de sus orígenes? entre todo lo que os voy a contar os traigo el resumen de una leyenda vasca, espero os guste y se la contéis a niños y adultos.

navidad olentzero
Olentzero es un carbonero de aspecto bonachón, tripón, que fuma en pipa y le gusta comer y beber. Baja de las montañas el 24 de diciembre a dejar regalos a los niños buenos y carbón a los que se portaron mal. Bueno, este es el personaje navideño que se cree se creó en los años 80 en el País Vasco para sustituir a Papa Noel o Santa Claus. Pero detrás de este personaje comercial que los niños vascos adoran se esconde una leyenda muy bonita y una tradición pagana muy interesante.

La figura del Olentzero u Olentzaro como se le dice en diferentes zonas del País Vasco esta directamente relacionado con el solsticio de invierno. Su origen se dice que es anterior al cristianismo y que surgió entre las provincias de Gipuzkoa y Navarra. La tradición vasca siempre ha estado muy relacionada con la naturaleza igual que otras muchas culturas precristianas, de manera que se han celebrado los solsticios y se ha adorado al sol desde hace mucho tiempo. El solsticio de invierno es cuando los días empiezan a ser más largos y por tanto es cuando se celebra el renacer de la naturaleza. De esta manera, en el País Vasco en este día de invierno se hacían celebraciones referidas a este renacimiento del sol que trae días más largos y por tanto la posibilidad de nuevas cosechas. En ese aspecto el Olentzero representa el anterior tiempo  que hay que quemar para el renacer, y es por eso que en muchos pueblos vascos se crea un muñeco representativo del Olentzero y se quema. Sería un acto similar al que se realiza en San Juan, donde el fuego limpia lo malo e impuro y deja sitio a nuevos tiempos. Posteriormente cuando el cristianismo llegó adoptó esta tradición como ya hiciera con otras tantas creando con Olentzero el personaje anunciador de la venida de Cristo y es así como lo podemos ver en las canciones navideñas vascas.

leyendas olentzero

Entre estas dos facetas del Olentzero encontramos una leyenda que recogió el gran antropólogo Jose Miguel de Barandiaran de manos de un pastor de Aralar quien le contaba la historia que había pasado generación tras generación sobre el Olentzero. Esta cuenta que se estaban celebrando unas fiestas en el monte donde participaban pastores o gentiles, seguramente referidas al solsticio de invierno, cuando una gran nube vino y tapó el sol. Los jóvenes inquietos preguntaron al anciano y este respondió que esa nube anunciaba la venida de Kismi (refiriéndose a Cristo), lo que significaba el fin de la cultura conocida hasta ese momento. La nube entonces empezó a acabar con la vida de todos los pastores que huían. Sólo consiguió salvarse uno de los pastores, quien fue pueblo por pueblo anunciado el mensaje de que llegaba e fin de una era y el comienzo de otra.

De manera que ahora que ya soy mayor y sé que el personaje que trae los regalos no es real y que son mis allegados los que hacen el esfuerzo para hacerme feliz, me quedo con la leyenda que hace del personaje infantil un personaje mitológico de mucho más peso y significado dentro de mi propia cultura e historia. Además espero haber dado información interesante a todo aquel que no conocía a Olentzero y algo nuevo en lo que creer y por lo que tener ilusión a aquellos que perdieron la ilusión infantil al saber que era mentira… que el hombre de los regalos no existía.

 

Imagenes: Acebo: Anni Spratt, hogar: Nikola Jelenkovic, monte: Cosmic Timetraveler

About the Author -

Artista y diseñadora gráfica. Me encanta crear y no he dejado de hacerlo desde que tengo consciencia. Creo que el ser humano esta aquí para dar todo lo que pueda de si mismo a la sociedad, nuestra meta debería ser crear una sociedad mejor, yo hago mi parte desde el arte y la cultura.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *