• sofonisba anguissola
Nunca he sentido un especial interés en guerrear por mi sexo, siempre he intentado esforzarme al máximo por lograr mis metas y porque me valoren por lo que soy. Cierto que ha habido veces en que me  han rechazado por ser mujer, pero también ha habido veces que me ha pasado justo lo contrario. Nadie puede negar aun así que nuestra actual sociedad tiende al machismo y que evidentemente esto perjudica a todos los ámbitos de la sociedad. Digo todo esto porque nunca me había puesto a reflexionar en que en la poca educación artística que se ofrece en los colegios e institutos parece que (si ya de por si se enseña que la historia del arte la han moldeado cuatro artistas) las mujeres artistas no existen y que su influencia ha sido poca o ninguna. Pues bueno, para ayudar a la educación de nuestra sociedad y a la desinformación en el arte, hoy os traigo un poquito de información sobre una mujer artista que debiera estar junto con otros much@s artistas en los libros de educación de nuestros colegios:

 

SOFONISBA ANGUISSOLA

No sé cuantas veces he escuchado que el problema de las mujeres siempre ha sido que la sociedad nos lo pone muy difícil para hacer algo, como ser artistas, que no sea criar a nuestros hijos y cuidar de nuestros maridos y hogares. La verdad es que esta situación es más actual que antigua, ya que las mujeres en la época de la que es nuestra artista podían ser artesanas de la misma manera que los hombres, y si destacaban, tener y regir sus propios talleres. Es el caso de Sofonisba, italiana que nació en Cremona en 1532, quien junto con sus hermanas comenzó su vida aprendiendo arte y  habilidades artísticas en el taller de Bernardino Campi. Sobresaliendo en la pintura más que sus hermanas e incluso que su maestro, se trasladó a estudiar a la escuela veneciana Correggio. Los tratadistas de su época ya la consideraban una pintora increíble e incluso el propio Miguel Angel Buonarroti la alababa y le mandó bocetos para que aprendiera de ellos. Siendo una de las mejores retratistas de su época, en 1558 se trasladó a Milán donde realizó un retrato para el Duque de Álba, quien encantadísimo con el trabajo realizado la recomendó a la Corte española, y más específicamente al rey Felipe II.

felipe II sofonisba anguissola artistas femeninas

Retrato de Felipe II, hacia 1565, óleo sobre lienzo: 88×72 cm

Un año después, en 1559, se instaló en Madrid como dama de honor de Isabel de Valois y pintora de la Corte española. Además de ser pintora de Felipe II y toda la corte durante muchos años, en los que realizó una gran cantidad de retratos, fue maestra de pintura de la reina y otros miembros de la realeza, tarea en la cual también destacó. En 1572 abandonó España para casarse en Palermo con el noble Fabrizio de Moncada. Tras la muerte de éste contrajo matrimonio en 1580 con otro noble Orazio Armellino, para después trasladarse a Génova. Tras la muerte de su segundo marido volvió a Palermo donde residió hasta su muerte.

El trabajo de Sofonisba es exquisito, sus retratos están llenos de vida. Trabajó un estilo y temáticas que eran innovadoras para su época y que fueron inspiración para artistas posteriores como Velazquez, quien pudo observar los trabajos de Sofonisba cuando aún colgaban de las paredes del palacio. Y es que en 1734 se incendió el Alcázar de Madrid, lo que causó que los cuadros que adornaban el palacio fueran almacenados. Estos cuadros fueron guardados hasta que en 1819 alguien los llevó al actual museo del Prado. Durante este tiempo alguien tapó las firmas de Anguissola haciendo que se catalogaran de forma errónea atribuyéndose a la escuela de Alfonso Sanchez Coello. Durante 170 años fueron atribuidas todas estas obras a Sanchez Coello y no a Sofonisba, algo que evidentemente hizo su efecto en la forma de enseñar el arte de esa época. De este modo, Sofonisba Anguissola desapareció del mapa hasta que durante una restauración de las obras se quitó el oleo que estaba sobre las firmas de la artista. En 1996 el director de restauración del museo del Prado, Matías Díaz Padrón, hacía pública la noticia de que aquellas obras no eran de Sanchez Coello sino de Sofonisba, y de la misma manera se pudieron catalogar de forma correcta todas estas obras, entre las que se encontraba el retrato de Felipe II tan conocido por todos.

sofonisba anguissola el juego de ajedrez artistas femeninas

El juego de ajedrez, 1555, óleo sobre lienzo.

Así pues, éste es un resumen de una gran pintora que por derecho debería de estar en cualquier manual de arte así como en los libros de los colegios. Pero aún no está en ellos ni se le da esa importancia que se merece. De la misma manera, hoy en día aún hay libros en los que las obras de Sofonisba están mal atribuidas. Una pena.

Como es evidente ésta no es la única artista femenina importante que se ignora, pero eso lo dejamos para otros post, igual que dejamos para otro día a los artistas masculinos.

About the Author -

Artista, maestra en Pintura y Ciencias y artes del espectáculo. Me encanta crear y no he dejado de hacerlo desde que tengo consciencia. Creo que el ser humano esta aquí para dar todo lo que pueda de si mismo a la sociedad, nuestra meta debería ser crear una sociedad mejor, yo hago mi parte desde el arte y la cultura.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *